Cuando Anna Slow se funda en España en 2015 para crear una bota estival, nace con el convencimiento de que esta propuesta encontraría su espacio entre aquellas para quienes la bota es un complemento imprescindible en cualquier época del año.

Anna Slow

Este es un proyecto cocinado a fuego lento en el que sus fundadores, trabajan de la mano de una saga familiar dedicada durante generaciones a la elaboración artesanal de espadrilles, hasta conseguir un patrón de máximo confort, que se adapta perfectamente al pie y ofrece una agradable experiencia al caminar.

Cada bota está confeccionada con lonetas de alta calidad 100% algodón lavado y estampados fantasía tejidos con hilos de distintos materiales y texturas. Cada pieza, está cosida a mano al estilo tradicional sobre suela de yute.

La propuesta de Anna Slow, más que una tendencia de temporada, pretende ser un estilo propio que evoca la atemporalidad de las emociones estivales con las que abandonamos los hábitos cotidianos para contactar con nuestro espíritu más libre y desenfadado.

Con vocación de expansión internacional, Anna Slow es una marca comprometida que apuesta por impulsar la producción autóctona, cuidando no sólo la calidad del producto, sino también a las personas que lo hacen posible.

 

Siguenos en Instagram
Cargar más